11/19/2013

#860

Quizá ya sea demasiado tarde. Quizá fui tan imbécil como para no darme cuenta antes. Personalmente estoy en un punto que no sé qué hacer con mi vida. Un punto en el que todo me va genial, de pronto un giro de rotundo lo cambia absolutamente todo y me veo hundida en la mierda hasta el cuello. No sé si será el momento idóneo pero lo necesito...

Sé que hacemos cuatro años y tendría que ser un día 'delicado' por lo que es, pero prefiero plantarle cara a todo. No callarme. Desde que dejé de escribir de manera habitual me guardo las cosas para mí y eso a la larga, de una manera u otra me hace daño porque no puedo con todo. Pues con esto estoy en la misma situación, no puedo con todo. Lo repetiría una y otra vez. Y sé que pasamos muchas cosas, no sé si peores, pero muchas y siempre salimos de ellas, pero justamente esta vez la pieza débil soy yo. Como bien te dije, siempre que estoy a mal, últimamente, cuando me planteo el por qué seguir con esto, por lo confundida que estoy siempre aparece alguien de manera espontánea, en el momento más adecuado para recordarme que la soledad no existe, que siempre tendré a alguien, que hay más que esto. Sé que cuando empiece a decir no voy a poder parar, algún día lo haré y no habrá vuelta atrás. Lo dicho dicho está.

Soy consciente de que estoy puede acabar, soy tan consciente como de tener a un chico delante de mi, dispuesto a cualquier cosa y pensar 'si ahora mismo me acerco un poco más y me inclino hacia él puedo mandar a la mierda todo este tiempo, con un simple movimiento'. Esto lo veo como un claro ejemplo de la delicadeza de ciertos temas, este es uno de ellos.

Comprendo que todo puede tener sus altibajos, pero ahora mismo esto está más abajo que nunca. Y nosotros nos hundimos con ello. Sé lo que es que te pregunten si tienes novio y contestar con lágrimas en los ojos un: 'sí, pero no nos va demasiado bien...' En ese momento la mirada de complicidad de la otra persona puede hacerte sentir mejor, puede significar que puedes contar con ella para lo que sea, y ahora mismo me estoy apoyando en personas que jamás creí que iba a necesitar, porque saben como estoy, saben como soy y lo que me duelen cierto tipo de cosas. Pero a pesar de ello, conociéndome, esta faceta les parece un tanto desconocida y me siguen preguntando por qué seguir con esto para estar así, siempre les contesto lo mismo: 'son cuatro años, son muchos momentos, son recuerdos, confidencias, nuestras familias, le quiero y me aferraría a un clavo ardiendo por seguir con él...'

Quiero que lo entiendas, quiero que sepas que me pasa, pero sé que no llegas a ello porque por el camino malinterpretas cosas, omites otras y así no puedo, porque quiero dejarlo claro. No sé si quiera si esto lo leerás hoy, aunque con un poco de suerte si esa telepatía sigue existiendo sabrás que aquí hay algo para ti.

Solo quiero decir que no quiero meter la pata antes de tiempo, que de ser necesario darnos un tiempo y aclararnos por separado vale, pero no quiero que esto acabe por las malas. Incluso aceptaría que en un lapso de tiempo conociéramos a más personas, pero quiero saber que compartiré mi vida contigo porque te amo, no porque me sienta sola, gente me sobra, pero te quiero a ti, no sé por qué, pero te quiero a ti. Porque hay millones de personas y podría estar con cualquiera, pero en el fondo quiero pasar mi vida contigo, me cuesta admitirlo, porque hay días que es mucha carga y estoy completamente confusa.

Ya barajé la opción de darnos un tiempo, conocer personas, hablar, no sé, y si tiene que surgir que surja, sino siempre estaremos ahí el uno para el otro, pero tengo miedo que salga mal, aunque quizá sea lo que necesitemos, no lo sé. Ahora ya no sé nada...